Fallo del Concurso de fotografía «Enfoca Salud Mental»

El pasado 30 de diciembre, concluía el plazo de presentación de fotografías para el Concurso “Enfoca Salud Mental”, organizado por la asociación FEAFES Melilla y que formaba parte de las actividades del Proyecto terapéutico a través de la expresión artística que realiza la asociación a lo largo del año, gracias a la financiación de la Consejería de Educación, Cultura, Festejos e Igualdad.

“Enfoca Salud Mental” tenía como objetivo principal visibilizar los problemas de salud mental desde una perspectiva positiva, alejada del estigma y de los distintos mitos asociados. Fue el Jurado formado por Manuel Ángel Villanueva, como representante de la Junta Directiva, y las técnicos María José Vega, Belén Calero y Beatriz García, el encargado de seleccionar la tres fotografías ganadoras entre las quince recibidas al correo electrónico que se había facilitado desde la asociación, teniendo en cuenta el objetivo y el tema que se perseguía además de la calidad de las fotografías.

“La herida invisible” fue la fotografía ganadora  con un premio de ciento cincuenta euros, realizada por el melillense Daniel Rodríguez Marcos. Como indicaba en su presentación, con su fotografía buscaba visibilizar el Trastorno de Estrés Postraumático: “Al Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT) se le conoce como el “síndrome del soldado”. No es casualidad. El entrenamiento militar, la relación con la autoridad de los superiores, la hipervigilancia, la ausencia, la sensación de abandono a la familia, la posibilidad de amenaza, la misión e, incluso, el regreso a casa, son situaciones normalizadas y estresantes del día a día del soldado. Forman parte de la profesión y el deber, que muchos y muchas escogen vocacionalmente. Sin embargo, una sobreexposición o un hecho traumático pueden dar lugar a un problema que, de no ser tratado, se agrava. En el ámbito militar, muy tradicional, esta realidad está absolutamente invisibilizada y, cuando no, silenciada. Es posible que hasta la persona que padece TEPT no identifique lo que le pasa como un problema que debe ser tratado y se obligue a sí misma a continuar, a acallar sus emociones y negar su sintomatología. Por suerte, esto está cambiando. Hay un rayo de esperanza en una sociedad que parece más despierta y sensible a los problemas de la salud mental y a los derechos individuales.  Con mi foto, he querido representar esta realidad que nos obliga a anteponer lo profesional y público frente a lo individual y familiar, pero también señalar ese camino hacia la luz y la esperanza, creyendo que estamos madurando como sociedad y alejándonos de esos estereotipos exigentes de que las cosas tienen que ser como siempre han sido y que se puede caminar hacia el futuro.”

El segundo premio fue para Bárbara Sánchez López, con su retrato “Soy como tú”, que representaba la dualidad que viven las personas con experiencia en salud mental, a las que se les tacha de “diferentes” y a las que se les etiqueta con estereotipos y mitos negativos que no se ajustan a la realidad.

Alberto Lenin Vega Tamayo recibía el tercer premio con una fotografía que venía a destacar el importante papel de los apoyos cuando se está pasando por un problema de salud mental.

Además de estas, desde la asociación destacan algunas participaciones que pusieron el foco en temas tan interesantes como las secuelas de la sobrecarga académica en los y las jóvenes, la representación de los trastornos como la ansiedad o la esquizofrenia y el mensaje de que con mayor visibilidad y promoción de la salud mental, el bienestar general de la sociedad mejorará.

Todas las fotografía están ya disponibles en una galería virtual en las redes sociales de la entidad (@feafesmelilla).

Por último, la asociación aprovecha la ocasión para felicitar las fiestas y un feliz año lleno de ilusión, bienestar y salud mental.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.